Olvídate de la vieja bañera que no utilizas y pásate a la ducha, mucho más cómoda y práctica.